¿Tenemos miedo a vivir?

miedo a vivirEn los profundos escrito de una niña de 7 años, leí su análisis sobre la vida, donde ella argumentaba que la vida es sencilla pero depende de las personas hacerla complicada; lo que da hincapié para reflexionar la certeza de tal premisa; adjunto a ello un cuento infantil que leí a muy corta edad y que aún analizo, sobre todo una frase que repetía por cada párrafo: ¿para que la vida? ¿Por qué la vida?  ¿Qué es la vida?; preguntas existenciales que se hacía un príncipe en el cuento, donde sus magos buscaban riquezas, leyeron libros y consultaron a los mejores sabios y jamás lograron responder tales preguntas y al final el príncipe concluyo con sus palabras: se me ha ido la vida, buscando la vida, como a veces nos sucede; opinará el lector que tal cuento tiene poco de infantil y más de existencial. Sin embargo partiendo del hedonismo humano de buscarle sentido a la vida, surge acertado mostrarlo de tal forma desde la niñez.

¿Qué pasara si comprendiéramos de otra forma, la vida? ¿Qué pasara si la muerte nos recordara que estamos vivos? el problema no se basa en lo malo o el miedo a morir y todo lo que conlleva sino el miedo a vivir; será verdad que las personas somos quienes nos complicamos, o que existen errores en nuestro programa de la Atención que nos hacen pasar por alto lo que es vivir. La vida tiene tantas etapas y creo que un error es el de no cerrar con satisfacción más de una de las etapas y tal hecho es la bienvenida a la muerte interna. Al cerrar estas estas heridas, darás los primeros pasos para vivir en plenitud.

Pon atención a tu vida, recuerda que eres humano, cuando desees llorar, reír, gritar, no hay otra mejor respuesta que hacerlo, dejemos de creer por un momento en el cotizado e incluso plausible histrionismo en masas que se está generando, no es necesario que hagas feliz a todos o tener la atención de grandes círculos de personas, llora, ríe, grita, con la mejor compañía que tienes, tú mismo y hazlo cuando desees y las veces que tu cuerpo y mente deseen hacerlo, ten cuidado con la premisa popular que se maneja de sonreír a diestra y sobre todo a “siniestra”, tal sublimación que se lleva a niveles inhumanos con una rapidez inconcebible, haciéndonos títeres sin emociones. Es necesario dar realce al hecho de recordar nuestra humanidad desde lo más primitivo que conlleva el proceso del llanto hasta lo más puro de la auto-edificación y jamás dejar de lado el ser curiosos con nuestros propios pensares y actuares; y así de simple aceptar la vida, creer que la merecemos, ¿qué significa esto?,

crees que te mereces toda la energía y pureza de la vida, cuando comienzas a realizar tus sueños, cuando tus relaciones tienen orden y armonía, incluso cuando te alimentas bien y a la hora, cuando aprecias cada regalo de cada día,

porque quien se estanca, quien se llena de terribles relaciones interpersonales, quien no respeta sus propios alimentos, y al final del día recuerda solo lo más negativo de toda la jornada, entonces se sentirá como un muerto en vida y no podrá ver todos los talento que tiene y que lo hacen tener vida cada día con todo lo que ello implica.

Así es”no podrá ver” es tan solo un problema óptico, se soluciona abriendo bien los ojos, y dando la bienvenida a la vida con todos los matices.

Leave a Reply

Your email address will not be published.