Bienestar psicológico

Bienestar psicológico

Si tu única herramienta es un martillo, tiendes a tratar cada problema como si fuera un clavo. Abraham Maslow

Amaré abre las puertas para toda aquella persona que desee atención psicológica personalizada, los motivos son muy variados y todos son válidos para comenzar un proceso terapéutico, para encaminarse al crecimiento personal y el bienestar pleno a través de diferentes técnicas y la obtención de nuevas HERRAMIENTAS.

Los motivos pueden ser por:

  • Tristeza
  • Ansiedad
  • Baja autoestima
  • Irritabilidad
  • Problemas alimentarios
  • Duelos no resueltos
  • Sensación de Soledad
  • Sensación de estancamiento en la vida
  • Dificultades familiares

¡Tomar la decisión de comenzar un proceso de crecimiento personal conlleva un verdadero compromiso, para llevar a cabo y con satisfacción cada una de las etapas teniendo siempre presente el logro del objetivo propuesto y trabajando cada día desde que se inicia la terapia para conseguirlo!

Se propone una base terapéutica del cual se desglosa en 3 grandes fases que son adaptadas según tu caso:

Reconocer

Visualizar la dificultad
Recopilar información
Evaluar
Re-observar
Objetivar dificultad
Permitir
Metas Semanales

Plan de mejora

Orientar objetivos

Generar alternativas y herramientas
Nuevas creencias y hábitos
Solidificar círculos de apoyo
Re aprendizaje
Metas semanales

Bienestar


Consolidar alternativas y herramientas
Mantener nuevas creencias y hábitos
Identificar situaciones de riesgo
Desarrollar habilidades
¡Logro de objetivos!


Reconocer:   Después que hayas ha expuesto su motivo de consulta, comienza la fase de visualización de la dificultad desde otros puntos de vista, se evalúa o diagnostica, y a través de las metas semanales, podrás ir objetivando la dificultad al mismo tiempo que te das permiso de desahogarte. Para ello se comienza un periodo de consciencia en el aquí y ahora y de situaciones pasadas que resultaron el Yo actual que lleva el peso de heridas no sanadas que deben de cerrar, así mismo se generan evaluaciones de la propia ruta de pensamientos que desembocan en emociones y conductas que te dañan.

Plan de mejora: En esta fase comienza el tratamiento orientando objetivos que deseas trabajar según jerarquía de importancia y se trata cada uno de manera individual, una vez habiendo puntuado la situación de incomodidad objetivamente, llega el momento de crear nuevas estrategias en conjunto con los recursos ya posees y son potenciados con ayuda de herramientas psicológicas, también la re conceptualización de situaciones otorgando el valor debido de forma positiva, buscando alternativas de mejora y re-forzándolas para el cambio real día a día a través de las metas de la semana. 

Bienestar: En la tercera fase de reforzamiento y mantenimiento seras capaz de discernir que situaciones y/o pensamientos son los que propician una situación que te hará sentirse incómodo, y podrás observarlo de manera objetiva y positiva además de tener las habilidades para crear nuevas herramientas, para evitarlas, sintiéndote ahora en un estado de bienestar pleno y fortaleza mental.  En todas las fases, se harán actividades o metas semanales que sirvan de escaleras para lograr objetivos.